La turismofobia aumenta en España

La actividad turística en España se ha acelerado en el segundo trimestre de 2017 en un 4,6% (meses de julio y agosto) y se podría llegar a la cifra récord de más de 30 millones de turistas en este período (en 2016 visitaron España más de 76 millones de personas). De esta manera, España podría vivir otro verano extraordinario, donde el “mayor reto se plantea en términos de gestionar la congestión y su relación con la capacidad de carga de los recursos y la acogida de los residentes”, señaló Exceltur.

El mantenimiento de la oleada de turistas extranjeros junto a la aceleración de la demanda interna, apoyada ya por la celebración de la Semana Santa en el mes pasado de abril y la fortaleza de la economía española, han llevado al PIB turístico a registrar un crecimiento del 4,6% en el segundo trimestre de 2017, destacó el informe Perspectivas Turísticas dado a conocer por  Exceltur (Alianza para la Excelencia Turística de España).

La gran incidencia del adverso contexto geopolítico que afecta a Turquía, Egipto y Túnez que han sido afectados por ataques terroristas al igual que Francia, Bélgica y Reino Unido, aviva la demanda de los mercados tradicionales europeos hacia España que se encuentra en una situación más tranquila que sus vecinos, y competidores por el turismo internacional.

Además, la amenaza del Brexit sigue sin afectar a la demanda de turistas del Reino Unido a España (de marzo a mayo la llegada de turistas crece un 14,0%, las pernoctaciones en hoteles un 4,5% y su gasto un +19,6%, agregó el informe). Por otro lado el mercado ruso consolida su recuperación (7,0% en noches hoteleras) a pesar de la recuperación de sus viajes hacia Turquía 571%), reflejando su mejoría económica.

Asimismo, hay que destacar que los mercados de larga distancia, Estados Unidos (+19,4%) y los asiáticos (+34,6% de Japón, Corea, China e India en turistas) a la cabeza, crecen de manera notable hacia España, favorecidos por la multiplicación de conexiones aéreas con Madrid y Barcelona. Además, la debilidad del euro les conviene a los turistas de estas latitudes.

Turismofobia en las capitales y la costa del mediterráneo

El fuerte incremento del alquiler de viviendas turísticas, un 37,2% en el primer semestre, producto de plataformas sociales que hacen mas fàcil el alquiler a turistas En el centro de las ciudades españolas se ha transformado en un descontento social en el país. Al vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, le preocupan “enormemente” las señales de contestación social que han nacido a raíz del aumento “desmedido” del número de turistas en los principales destinos vacionales españoles a causa de las viviendas turísticas. Estas ofrecen un precio por noche más barato en comparación a los hoteles y en barrios más “cool”. Por ejemplo, plataformas como Airbnb han sido criticadas ya que atrae turismo de borrachera de muy mala calidad, especialmente para los vecinos, y no paga impuestos.

Por otro lado, este incremento de turistas en los centros históricos ha generado la expulsión del barrios míticos, como el Borne o Malasaña en Madrid, de la población autóctona debido a que no pueden enfrentar la subida de precios de los alquileres.

“La oferta hotelera es insuficiente para cubrir la demanda de turistas, por lo que las viviendas turísticas aumentan gravemente la concentración y provocan una ‘turistificación’ de los destinos que no están capacitados para recibir a tantos visitantes”, explicó Zoreda. Esta gran concentración y los comportamiento que “ignoran el civismo e incluso llegan a ser vandálicos” como en Magaluf donde estudiantes ingleses y franceses llenan de vómitos y alcohol las calles, provocan que los habitantes de los destinos turísticos se movilicen contra el sector, sin diferenciar quienes son los verdaderos responsables.

Zoreda también aprovechó de felicitar al gobierno por el decreto ley de Hacienda que contempla detectar las transacciones en los alquileres de viviendas vacacionales y gravarlas con impuestos.  Aunque para él “no son suficientes” y pone de ejemplo la normativa italiana que grava con un 21% los alquileres de viviendas vacacionales y obliga a las plataformas a liquidar el ingreso de impuesto a hacienda.

Sobre  Cataluña, Zoreda opinó que la nueva normativa del impuesto turístico en Barcelona es una buena medida para acabar con la economía sumergida, pero que “hay que seguir avanzando para paliar el descontento social provocado por la concentración y masificación de los destino turísticos”.

Zoreda cree que de no solucionar los problemas de masificación y concentración provocados por falta de regulación, el  “turismo prestado” podría salir de España a otros mercados.

“Sería conveniente una dotación adicional en los presupuestos para aumentar la vigilancia policial en algunos puntos turísticos del país”, concluyó.

Author: Prensa

Share This Post On

1 Comment

  1. Llevo un rato largo buscando algo de este estilo, mil gracias por tu artículo, me lo guardo a preferidos.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>