El domingo pasado 7 de abril se vivió un experiencia religiosa en el WiZink Center de Madrid. Alrededor de 15 mil personas asistieron a ver la espectacular producción The world of Hans Zimmer – A symphonic celebration‘, bajo la batuta de Gavin Greenaway, colaborador habitual durante los últimos 25 años del alemán.

Tenemos que ser sinceros: los asistentes salieron alucinados, y muy satisfechos de pagar desde 50€ hasta 200€ por un espectáculo perfecto en todos los sentidos.

Greenaway dirigió a una espléndida Orquesta Sinfónica del Teatro Bolshoi de Bielorrusia y a un poderoso Coro de la Radiotelevisión de Bielorrusia, que hicieron deleitar a los espectadores con temas de películas como Gladiator, Pearl Harbor, The Ring, Origen o Interestelar.

The world of Hans Zimmer
The world of Hans Zimmer

La verdad es que es normal que mucha gente se haya quedado sin entrada. Sin embargo, a los fans de la música sinfónica y que quieran asistir a un concierto de verdad con cero faltas de sonido tienen nuevas fechas. En Bilbao el 1 de diciembre, Bizkaia Arena BEC!, en Madrid el 3 de diciembre, Wizink Center y en Barcelona el 5 de diciembre, Palau Sant Jordi.

Hans Zimmer, ganador de Oscars, Grammy y Globos de Oro

Quienes no conozcan al alemán Hans Zimmer, es compositor de algunas de las piezas y bandas sonoras del cine más célebres del último tiempo. Destaca la enorme  profundidad emocional que entrega a las cintas. Por ejemplo su mano es reconocida en El Rey León, Gladiator, Los Piratas del Caribe, El Código Da Vinci, Batman, El Caballero Oscuro, Origen  o  Interstellar, etc.

La última nominación a los Oscars de Hans Zimmer, la undécima, fue por la banda sonora de Dunkerque, filme de guerra que tiene una música agobiante y de primer nivel.

Tres horas de la mejor música de película

El público disfrutó tres horas de concierto, con 20 minutos de descanso, de alucinantes proyecciones visuales con secuencias de las películas mientras la música sonaba perfecta.

Los temas fueron arregladas, por primera vez, por Zimmer para que una orquesta sinfónica las interpretase en directo a la perfección. Ello se logró al ciento por ciento. Además pudimos ver grandes músicos solistas en escenario con una impresionante producción de vídeo e iluminación. El respetable también se sorprendió con la aparición en varios temas de Lisa Gerrard, cantante de Dead Can Dance.

El show comienza con el tema de The Dark Knight. Los violines lanzan al espacio una impresionante fuerza tonal. Luego los chelos, contrabajos y bombos se unen junto a la guitarra eléctrica de Amid y todo se funde con imágenes brutales, psicodélicas. El repertorio se mantiene muy arriba, la orquesta de Bielorrusia toca a continuación : King Arthur, MI2, Pearl Harbor y Rush, con una fuerza que hipnotiza.

Hay que decir que la interpretación del tema de The Da Vinci Code pone los pelos de punta. Los coros que acompañan a la orquesta son celestiales, también los cilófonos.

El set list sigue con un tema de Madagascar que saca sonrisas y mueve las palmas. Después pasamos a imágenes de la peli de Spirit y a su banda sonora que es hermosa, y a temas de Kung Fu Panda, The Holiday, Hannibal.

Rey León, un tema muy político

Ya van 2 horas de música y a través de un video , Zimmer explica como nació el tema de The Lion King, una historia de exiliados y un requiem para su padre. En la última parte del bloque Lisa Gerrard se une a cantar en el potente tema de Gladiator. El postre es Inception y Piratas del Caribe.

El mismo Zimmer ha supervisado personalmente el espectáculo con instrucciones precisas a la dirección artística sobre cuáles eran las escenas más importantes para él y como deberían usarse en las proyecciones.

Recomendamos asistir al show de Zimmer en diciembre por lo que corre a por las entradas antes que se agoten.