El reportaje del programa suizo Rundschau muestra también cómo las serpientes aún vivas son atravesadas con un gancho en el maxilar superior, llenándolas con agua para tensarlas, antes de arrancarles la piel.

“La protección de animales es por cierto urgente. Los “cazadores de lagartos” ya perciben las consecuencias de la exagerada cacería de los reptiles raros. Sólo Indonesia exporta unas 400.000 pieles de varano acuático por año. Las cuotas de caza permitidas son establecidas por los propios países, aunque sin ningún tipo de base científica para la supervivencia de las especies. Así, la cuota de Indonesia para la pitón reticulada es de 157.000 ejemplares al año. Pero hasta estas cuotas son superadas, como comprueba la ONG Traffic, que se dedica a investigar el comercio con especies protegidas: se compran permisos de exportación que se suman a las cuotas de Malasia”, señala ‘Salva la selva’.

En tanto, hasta el momento, sólo la empresa Swatch ha reaccionado al reportaje de la TV Suiza, explicaron los ecologistas. “Su jefe Nick Hayek Jr. ha declarado que eliminará radicalmente los productos de procedencia dudosa de su catálogo. Sin embargo, los relojes de cuero de cocodrilo que proceden de criaderos americanos seguirán vendiendose. Swatch dice que comprobará las condiciones de la cría”, aclararon.

‘Salva La selva’ reiteró y se puede comprobar en video de la tv suiza que “la caza y los métodos de producción son espantosos y se pueden calificar como tortura animal. Además, el comercio supone un gran peligro para la biodiversidad de las selvas tropicales”.

más info:

www.salvalaselva.org

www.facebook.com/salvalaselva