Duch es condendo a 35 años de cárcel por crímenes contra la humanidad

  • El jefe torturador del antiguo régimen del Jemer Rojo, Kaing Guek Eav, que causó la muerte de al menos 1,7 millones de personas, fue condenado luego de tres años de juicio a 35torturas años de cárcel por el tribunal internacional para el Genocidio de Camboya.
  • El genocidio en Camboya ocurrió durante 30 años luego de que el brutal régimen fue derribado del poder por las tropas vietnamitas que invadieron Camboya.
  • Sin embargo, pese a su macabro actuar, Duch, de 67 años, es el único de los cinco acusados que ha expresado remordimiento y pedido perdón a los supervivientes. El ex jefe de prisión está encarcelado desde 1999, aunque fue en julio de 2007 cuando fue acusado formalmente.
  • El líder de los Jemeres Rojos, o Partido Comunista de Camboya, Pol Pot murió en la clandestinidad en 1998 sin haber sido juzgado por sus crímenes.

Kaing Guek Eav, de 64 años y conocido como Duch, es el primero de los cinco ex destacados cargos que el tribunal ha condenado por su implicación en las atrocidades cometidas en el país y por crímenes contra la Humanidad.

Entre 14.000 y 16.000 personas, entre ellas unos 2.000 niños, pasaron por la cárcel de Tuol Sleng para ser interrogadas y torturadas antes de ser asesinadas en los campos de exterminio de Choeung Ek, a unos 15 kilómetros de Phnom Penh, la capital.

Camboya vivió una utopía con casi dos millones de víctimas gracias al Jemer Rojo luego de que sus guerrilleros maoísta liderada por Pol Pot, entraron en la capital camboyana, Phnom Phem, el 17 de abril de 1975, después de derrotar al ejército del presidente golpista Lon Nol apoyado por EEUU. Tras su triunfo, crearon la República Democrática de Kampuchea y decretaron el inicio del “Año Cero” o lo que significaba que sería destruída toda la sociedad que había estado antes.

De esta manera, el régimen instaurado por Pol Pot abolió la religión, las clases sociales, el uso de la moneda, y trasladó a toda la población urbana a zonas rurales en su afán por crear una utópica autarquía agraria.

Lo espeluznante de la nueva sociedad que quería crear los Jemeres Rojos es que durante los cuatro años que duró el reinado de terror, casi dos millones de camboyanos murieron ejecutados, de hambre o por los trabajos forzosos en los arrozales. Camboya contaba con algo más de siete millones de habitantes antes de que llegaran los maoístas al poder

fuente: agencias

Author: Emilio Vidanski

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.