• La documentalista Elena Varela López era acusada por la Fiscalía de Rancagua de dos violentoselena-varela asaltos cometidos en la Región de 0’Higgins, uno de ellos con cuatro muertos. Junto con la artista visual, también fueron absueltos los otros dos acusados.
  • El Tribunal Oral Penal de Villarrica (a 700 kilómetros al sur de Santiago) declarara la inocencia desechó las acusaciones del fiscal Servando Pérez había pedido 15 años de cárcel para Varela y otros 20 años para Sergio Manuel Reyes Matus y Kenny Ruperto Sánchez Contreras por los supuestos delitos de robo con violencia y robo con homicidio.
  • La fiscalía acusó a Elena Varela de cómplice porque, en su opinión, proveyó de elementos a los hechores, supuestamente ex subversivos.La cineasta Elena Varela se defendió diciendo que no conocía a los otros acusados y que su único vínculo con ellos fue el haber mantenido, hace algunos años, una relación sentimental con Juan Moreno Venegas, sindicado como jefe de un grupo guerrillero del MIR.

Asimismo, a la salida del tribunal, Elena Varela dijo sentirse “totalmente feliz porque se ha hecho justicia. Como siempre dije, la verdad ha triunfado”.

Por su parte, los magistrados Óscar Viñuela, Alejandra Rosas y Claudia Sánchez, tras ocho días de juicio intenso y protestas afuera del juzgado pidiéndo la libertad de prensa, fallaron por unanimidad que “la prueba rendida por el Ministerio Público resultó insuficiente para derribar la presunción de inocencia que ampara a los acusados y demostrar –más allá de toda duda razonable- que tuvieron en los hechos acaecidos en Loncoche y Machalí algún tipo de participación penada por la ley”.

Los atracos por los que estaban acusados eran al BancoEstado de Loncoche (sur de la capital), en 2004, y al centro de pagos del INP de Machalí, en 2005. En este último murieron dos asaltantes, un guardia de seguridad y un cuidador de autos.

Según informó www.elclarin.cl, en el juicio, “Elena Varela pudo comprobar que en los últimos seis años, cada detalle de su vida profesional y sentimental estuvo bajo la mira policial, ya que estuvo sometida a vigilancia permanente. Sufrió robos de equipos en su domicilio, que había atribuido a delincuencia pero tenían relación con esa vigilancia que había comenzado antes de la fecha de los asaltos, cuando ella ya se había trasladado a la zona sur del país, investigando temas relacionados con las recuperaciones de tierras por líderes sociales mapuche”.

Agregó El Clarín de Chile que “el pasado miércoles, con la sala colmada de público formado por emocionados familiares, cineastas, periodistas y cercanos a los co-imputados, la documentalista ejerció su derecho a hacer una última intervención en el juicio, expresando con la voz desgarrada: “Tengo mucho dolor. Es terrible todo lo escuchado en este juicio. Yo hago películas. Esto es horrible para mí y para esta sociedad. Lo que se está exponiendo aquí no tiene nada que ver con eso. Estos dos años de proceso judicial han destrozado una parte muy importante de mí, de mi vida, de mi familia. No solamente eso. Esto ha un impactado dentro de toda la comunidad que me rodea, artistas, amigos de siempre. A tal grado ha llegado esto que en un momento determinado cuando quedé libre (condicional), tuve que viajar a Naciones Unidas, al Comité de Derechos Humanos, para exponer este atropello grande que se hizo ante mí y por extensión a todos los documentalistas chilenos. Como ser humano y como mujer siento que he sido violentada en mis derechos. Se ha expuesto mi vida íntima como persona y sobre eso se ha construido una historia, una ficción. Con todo el dolor que tengo dentro lo único que espero es que se haga justicia como corresponde y se imponga la verdad en todo lo que ha pasado aquí.”
Documental Newen Mapuche

más info: www.libertadaelenavarela.blogspot.com