• El disidente y colaborador de los medios de comunicación Darsi Ferrer, director del Centro de Salud ytorturas Derechos Humanos “Juan Bruno Zayas”, fue puesto en libertad condicional, el 22 de junio de 2010, después de comparecer ante los jueces por “irregularidades” y “agresión”.
  • Este médico de formación molesta a las autoridades castristas ya que informa sobre el estado actual del sistema de salud cubano y la situación de los presos políticos.
  • La liberación de Ferrer, según Resporteros SinFronteras, da una señal de mejora de la situación de las libertades fundamentales y de los derechos humanos en Cuba. “Aunque el país sigue contando con 24 periodistas encarcelados – entre los que figura nuestro corresponsal Ricardo González Alfonso desde la “Primavera Negra” de marzo de 2003 – entre unos 200 presos políticos”, declaró RSF.

El acoso, la represión y las campañas odiosas de las autoridades y de los que las apoyan siguen siendo moneda corriente para los opositores. De hecho, la pequeña agencia Hablemos Press informó del arresto, el 21 de junio de 2010, de dos periodistas de la Agencia de Prensa Libre Avileña (APLA), José Manuel Caraballo Bravo y Raúl Arias Márquez.

Ferrer fue detenido, según la versión oficial, por intentar conseguir “ilegalmente” material destinado a reformar su casa insalubre. Darsi Ferrer estaba encarcelado sin juicio desde el 21 de julio de 2009, en la cárcel de Valle Grande, al oeste de La Habana. Aunque el ministerio público pidió una condena de tres años de prisión, finalmente la pena de Darsi Ferrer fue de un año y tres meses de cárcel. Al cumplir casi la totalidad de su condena, pasará los últimos meses en residencia vigilada.

“Es evidente que esta liberación nos tranquiliza a pesar de que Darsi Ferrer fuese condenado al final a una pena de cárcel que corresponde al tiempo que pasó detrás de las rejas. Nadie se engaña sobre los motivos reales de esta detención, en un país donde las autoridades no toleran la expresión pública de las opiniones disidentes. En ningún caso se trata de una medida de clemencia”, señaló RSF.

Darsi no acepta su condena

Ferrer declaró a “El Nuevo Herald” , tras conocer que deberá pasar últimos cuatro meses que le quedan de pena en su domicilio, que “yo no acepto ninguna condena, no he cometido ningún delito, esto ha sido una gran arbitrariedad”.

“Simplemente soy una persona que no es simpatizante de este Gobierno y me opongo a su política de manera pacífica… hoy mi compromiso con el pueblo cubano es mayor que cuando me encarcelaron. Sé que en prisión todavía quedan muchos hermanos -disidentes- y miles de otros cubanos en prisiones bajo condiciones infrahumanas”, dijo a los medios cubanos en Miami.

foto: Darsi muestra las heridas hechas supuestamente por la policía cubana.