CIDH muestra preocupación por violencia paramilitar en Colombia

  • La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó su preocupación por los enfrentamientos armados entre grupos armados ilegales y el Ejército de Colombia en las veredas El Vergel y El Pedregal, departamento del Cauca, en los cuales Rocío Coicue Campo, beneficiara de medidas cautelares de la Comisión, resultó herida de bala en la cabeza.

Según explicó CIDH, la entidad recibió la información de que el pasado 3 de febrero el Ejército de Colombia se instaló a pocos metros de la Escuela de la vereda El Pedregal, donde se registraron enfrentamientos entre los soldados y miembros de la guerrilla durante ese día y el siguiente, en el área de la escuela y zonas aledañas.

“Todo indica que Rocío Coicue Campo resultó herida de gravedad por impacto de fusil en la cabeza durante estos enfrentamientos”, denunció CIDH.

“En el área donde se registraron los hechos habitan 179 familias que están protegidas por las Medidas Cautelares 97/10, otorgadas por la Comisión Interamericana el 13 de agosto de 2010. La solicitud de estas medidas indicaba que estas familias estaban en una situación de peligro extremo como consecuencia del conflicto armado y la falta de medidas para proteger a los civiles que habitan en la zona. Al momento de otorgarse las medidas, habitantes de la zona ya habían sido víctimas de desplazamiento forzado y de lesiones a causa de disparos”, agregó la entidad Pro DD.HH.

Asimismo, explicó la organización interamericana que los últimos tres meses se habrían intensificado las amenazas y los hechos de violencia contra algunos beneficiarios de la medida cautelar. “En particular, el 25 y 28 de diciembre de 2010 y el 17 de enero de 2011, dos miembros de la comunidad habrían sido amenazados por miembros del Ejército, acusándolos de colaborar con la guerrilla. Asimismo, se indicó que varios de los profesores de la escuela de la zona habrían recibido amenazas por medio de mensajes de texto a sus teléfonos celulares, firmadas por un grupo ilegal autodenominado “Aguilas Negras””, señaló.

La Comisión Interamericana consideró de suma gravedad que el Estado de Colombia no haya adoptado las medidas necesarias para implementar las medidas cautelares otorgadas por la CIDH con el fin de proteger la vida y la integridad de las 179 familias de El Vergel y El Pedregal.

Niño muere por mina antipersonal

Asimismo, la CIDH lamentó la muerte de un niño del pueblo indígena Awá, en Colombia, y las lesiones sufridas por varios miembros del mismo pueblo, como consecuencia de explosiones de minas antipersonal, presuntamente sembradas en su territorio por grupos armados ilegales.

El hecho ocurrió el pasado 31 de enero de 2011, en el resguardo Hojal La Turbia, en el departamento de Nariño, el niño indígena José Richard Rodríguez, de 14 años de edad, fue víctima de una mina antipersonal que causó su muerte e infligió lesiones personales a su padre, Wilfrido Rodríguez, de 51 años.

Además, el pasado 7 de febrero de 2011, otra mina antipersonal estalló en el mismo resguardo indígena, causando graves lesiones a Rosa Aurelina Guanga, de 30 años de edad, e hiriendo con esquirlas a Fabio Guanga, de 22 años, y María Fernanda Canticus Pascal, de 16 años.

“La CIDH repudia la siembra de minas antipersonal por su efecto indiscriminado, su potencial mortífero, y las secuelas graves y permanentes de las lesiones que sufren los sobrevivientes de estos artefactos, que atentan contra los derechos a la vida, la integridad personal y la salud. La presencia de minas antipersonal coarta la libre movilidad de los miembros de los pueblos indígenas en sus tierras ancestrales, generando situaciones de confinamiento poblacional, inseguridad alimentaria y obstaculización de los patrones culturales de subsistencia. Además, la victimización de niños y adultos indígenas por minas antipersonal es una causa de desplazamiento forzado interno de familias y comunidades”, señaló en un comunicado.

Agregó la CIDH que “el Estado colombiano debe adoptar las medidas necesarias para proteger y proveer servicios de atención en salud y rehabilitación a los niños y adultos del pueblo indígena Awá que han sido víctimas de minas antipersonal.

Author: Emilio Vidanski

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.