Chile no sólo es vino y cobre, también exporta música

Durante los últimos años la música chilena ha logrado ser reconocida en el mundo como un movimiento artístico fresco y novedoso, generado en su gran mayoría desde el sector independiente.

Sin duda el sector se ha logrado adaptar a los nuevos paradigmas e incorporarse a los cambios tecnológicos constantes de esta industria globalizada. Sus redes y participación en mercados internacionales ha ido creciendo en exportaciones, empleos y empresas creadas en los últimos años.

Durante el año 2016, la industria musical independiente contribuyó con el 98% de la producción fonográfica de Chile y más de 200 bandas y solistas chilenos se presentaron en vivo fuera de Chile, en un total de aproximadamente 1.500 conciertos en más de 46 países.

El pasado lunes 29 de Mayo, Madrid recibió a las empresas que forman IMI Chile (Industria Musical Independiente Chile). En total fueron 17 empresas líderes que participaron en un networking con el objetivo de generar negocios con España. La actividad se llevó a cabo en Kitchen Club para que los participantes, además de compartir un brunch, puedan degustar grandes vinos y piscos chilenos.

Todo fue muy relajado pero hubo mucho trabajo, muchos contactos entre medios y empresas españolas. Es destacable el cambio de perspectiva de Pro Chile, que siempre tiende a realizar eventos empaquetados donde sólo aparece gente con trajes de oficina, y donde todo es muy soso, muy elitista.

Pero en esta ocasión, ayudados por la productora Charco, una agencia de booking y que organizar festivales como el Babel que se realizará en julio con artistas de la talla de Residente, Mala Rodríguez, Fabulosos Cadillacs, Estopa, Goran Bregovic, entre otros, el evento tuvo más vida y pudimos conocer de primera mano como el Estado de Chile ayuda a despegar a la industria independiente, con subvenciones, promociones y leyes. Para que digan los privados que en el país andino el Estado no sirve para nada y gestiona todo mal. Pues en este sector se ve todo lo contrario.

Hay que dejar en claro que las empresas nacen desde la autogestión y los jóvenes ponen sus recursos. Pero la política de apoyar el emprendimiento del gobierno de Michelle Bachelet, con sus errores y aciertos, ha logrado que los jóvenes abran sus negocios. Que crean en que pueden vivir de lo que les gusta. Incluso se ha perdido ese tópico de que la música es sexo, alcohol y rock and roll… también es trabajo y muchos horas hay que echarle para mantenerse a flote en los tiempos en que vivimos.

También hubo una presentación en el Fun House Music, local de Madrid donde se presenta música en directo, de bandas chilenas como Adelaida, De Mónaco y Miss Garrison. Luego de esta visita de IMI a la capital española todas las empresas viajan a Francia para luego volver a la península y presentar sus proyectos como negocios en el Primavera Pro Sound de Barcelona a partir del 1 de junio.

En el networking realizado en Madrid pudimos conversar con Victor Schlesinger, director de Tierradefuegomusic.com y de junglamusic.com, dos plataformas que gestionan los derechos de los músicos, organizan conciertos, venden músico en plataformas online, hacen booking y también colocan la música de sus representados en otras agencias de distribución.

Industria de la Música Independiente de Chile en Madrid / foto: Charco

Industria de la Música Independiente de Chile en Madrid / foto: Charco

Víctor destacó que la música independiente está muy viva en lugares como Concepción, al 500km al sur de Santiago. En la capital como en Valparaíso o en Punta Arenas también han nacido muchas bandas y empresas que quieren mostrar la música chilena al mundo. “La industria chilena debe seguir este paso de profesionalización. Porque tenemos creatividad, un alto nivel musical y la movida está cada vez más potente en todo el país”.

El director de Jungla señala que gracias a los fondos y subvenciones estatales han podido crear más infraestructura, contratar mas gente y poder viajar al extranjero para mostrar sus bandas y proyectos. “La idea es que la clase media de la música, aquellos que no son estrellas de la industria, puedan creer que se puede vivir de este negocio. Pro Chile junto al gremio de IMI estan apuntando a ese objetivo. Además Corfo (Corporación de Fomento de Chile) nos ayuda con aportes para que mejoremos nuestra ID como la tecnología, y mejoremos nuestro negocio online”.

El problema que ha tenido Chile, para Víctor, es que en los años 90 se vivió una invasión de música anglo desde EE.UU y ello provocó que todo lo que sonará a nacional fuera catalogado de “malo y poco profesional… nos metieron la música norteamericana a la fuerza pero ahora estamos recuperando nuestra identidad y creemos que podemos ser vanguardistas en Latinoamérica y dentro la música en español”.

La lucha por mantener el pequeño negocio es dificil pero Schlesinger cree que se puede luchar con las “Majors” y distribuidoras norteamericanas que se llevan casi todo el dinero de las reproducciones online que hay en el país latino como también el dinero de las entradas de los macro conciertos que cada día se realizan en la capital de Santiago.

“No somos pendejos de la música. Este es un negocio que queremos hacer crecer para poder generar empleos y sueldos dignos para los músicos chilenos”, concluye.

Author: Prensa

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *